VEHICULOS Y PUERTAS DE GARAJE. ¿QUE HACER ANTE UN INCIDENTE?

VEHICULOS Y PUERTAS DE GARAJE. ¿QUE HACER ANTE UN INCIDENTE?

Los siniestros más frecuentes en los garajes comunitarios, además de los robos, son golpes a vehículos aparcados, choques contra columnas o daños ocasionados a la puerta del garaje. También son muy habituales los daños ocasionados por las puertas automáticas de entrada y salida a los garajes. Desde Masercon Administración de Fincas, vamos a analizar brevemente si el seguro de comunidad cubre los siniestros relacionados con las puertas del garaje comunitario:

Si un vehículo choca contra la puerta del garaje comunitario, el propietario del vehículo deberá responder ante la comunidad de vecinos de los daños causados. Normalmente, este siniestro se debe resolver de forma amistosa. La aseguradora del vehículo asumirá los daños accidentales a la comunidad. Si existe una responsabilidad clara del propietario del vehículo y este no la asume, se puede utilizar la garantía de defensa jurídica y reclamación de daños que normalmente incluyen todos los seguros de comunidad.

Los servicios jurídicos de la póliza deberán intervenir para defender los intereses comunitarios, en caso de que el propietario del coche no quiera colaborar. Si el propietario del coche no se puede identificar, se podría utilizar la cobertura de impacto de vehículos del seguro de comunidades. Esta garantía cubre los daños materiales producidos por terceros a consecuencia de impacto de vehículos en el continente de la comunidad. Es importante resaltar que los daños causados por vehículos de los copropietarios, inquilinos u ocupantes del edificio se consideran excluidos.

Si el mecanismo de la puerta falla y, como consecuencia, un vehículo sufre daños, la comunidad tendrá que asumir los daños causados. A través de la cobertura de responsabilidad civil del seguro de la comunidad se podrá indemnizar al perjudicado. Normalmente, un perito de la compañía analizará el siniestro y determinará la causa. Se deberá probar que los daños causados se deben a un mal funcionamiento o instalación del sistema de apertura y cierre de la puerta.

Un fallo repentino y accidental en el funcionamiento del motor o de los sensores o células fotoeléctricas pueden ser la causa de un mal funcionamiento cuyas consecuencias económicas pueden ser asumidas por la compañía aseguradora.

La aseguradora de la comunidad de vecinos tendría que investigar si el mantenimiento de las puertas del garaje ha sido adecuado y analizar la posible responsabilidad de la empresa que ha instalado el sistema de apertura y cierre o que realice las tareas de mantenimiento. También se revisará si se cumple la normativa de seguridad de las puertas automáticas de garajes.

Podría, si se demuestra falta de mantenimiento o problemas de instalación, producirse un rechazo del siniestro.  En ese caso, podría llegar a utilizarse la garantía de reclamación de daños del seguro de comunidades contra esa empresa instaladora o de mantenimiento. Por ello de la importancia, por parte de las comunidades de propietarios, de tener contratada una empresa mantenedora de la puerta del garaje.

Como se puede comprobar, determinar la responsabilidad es una tarea que puede requerir la intervención de peritos de las compañías aseguradoras implicadas. En este tipo de siniestros, la existencia de cámaras de seguridad podría ayudar en la determinación de la responsabilidad de los siniestros. Como siempre, estos sistemas de vigilancia deben estar instalados observando todas las normativas vigentes y muy especialmente el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.